viernes, 3 de mayo de 2013

· masa de pizza ·

Entre trabajitos y clases no he tenido un rato libre para dedicarle a este espacio, pero confío en ordenarme un poco la vida en las próximas semanas. Hace tiempo que tengo la idea de publicar esta receta porque me la han pedido varias veces por distintos medios y termino escribiendo una y otra vez los ingredientes, así que ahora directamente les enviaré el link (¿verdad que soy inteligente?). Podría haber fotografiado una pizza recién horneada, llena de vegetales y queso, pero la intención es que vean el bollo como un lienzo en blanco y pongan arriba de su pizza lo que se les cruce por la cabeza.

Esta masa es muy suave en textura y sabor, se estira súper fácil y hornea perfectamente. Con menos de dos horas y un solo levado resultan dos pizzas bien grandes para disfrutar el fin de semana.


  • En un bowl grande mezclar 330cc de leche a temperatura ambiente con 1/4 taza de aceite de oliva y 2 cdtas de sal fina.
  • Añadir 4 tazas de harina 000, 4 cdas de azúcar común y 2 cdtas de levadura seca.
  • Para saborizar se pueden sumar 2 cdas de hierbas secas. No es necesario, la masa es deliciosa sin agregados, pero a veces queremos cambiar un poco y podemos hacerlo.
  • Unir todos los ingredientes y amasar hasta obtener un bollo liso.
  • Se puede hacer con tiempo y guardar en la heladera hasta un par de horas antes de cocinarla. El frío "duerme" la levadura pero una vez que toma temperatura ambiente empieza a levar sin problemas.
  • Cubrir con un repasador y dejar descansar hasta que duplique su volumen.
  • Una vez levada, dividir en dos, estirar y llevar a horno fuerte un par de minutos para que se forme la base crocante.
  • Luego agregar las salsas, vegetales, quesos y fiambres que más les gusten y cocinar hasta que la casa huela fabuloso.

Se pueden hacer para congelar: luego de la primer horneada -con la base firme para soportar el peso de los toppings- dejar enfriar, cubrir con lo que quieran y guardar en bolsas bien cerradas. Para consumir, del freezer al horno sin escalas.

Que salgan dos pizzas grandes no es un límite, sólo una descripción de tamaño. Se pueden hacer cuatro pizzas pequeñas, una cantidad monstruo de pizzitas individuales, dos calzone super generosos, hornear el bollo entero en forma de pan... en fin. Jueguen, compartan y disfruten.



The recipe card