lunes, 31 de marzo de 2014

· waffles ·

El martes pasado fue international waffle day pero yo vivo en un tupper y me enteré cuando el día estaba llegando a su fin, así que -a pesar de, casualmente, tener foto y post listos para subir- omití mi participación y caigo con la receta una semana tarde.

Tengo que decirlo: no soy muy fan del waffle. Son ricos, sí, pero no los prefiero por sobre un panqueque. Cada tanto hago para el brunch del domingo y como uno. O medio. O ninguno. Y lo que menos llama mi atención es el waffle salado: para mí es dulce o no es nada.

Les dejo la receta que es facilísima y se hace en un par de minutos. La cocción dependerá del gadget que tengan para prepararlos; en mi caso, la sandwichera-wafflera con plaquitas intercambiables que amo porque se pueden lavar (¿alguna vez tuvieron una sandwichera eléctrica de esas que sólo se limpiaban? Yo sí, y siempre me pareció un asco).


  • En un bowl combinar 1 y 1/2 taza de leche, 2 huevos y 100 gr de manteca derretida.
  • Añadir 2 tazas de harina 0000, 3 cdtas de polvo de hornear y 1/2 cdta de sal fina.
  • Mezclar bien con batidor de alambre hasta que la preparación resulte homogénea, evitando batir para no incorporar aire.
  • Cocinarlos hasta que tomen un ligero tono dorado, cuidando de no llenar mucho la waflera para que no desborden.
  • Al sacarlos, colocarlos sobre una rejilla así no se humedecen.
  • Para llevar a la mesa todos los waffles calentitos, lo ideal es mantenerlos en un horno mínimo -incluso con la puerta abierta-.
  • Servirlos con manteca, quesos untables, fiambres, mermeladas, dulce de leche, nutella, ganaches, syrups o lo que quieran.

La receta se puede dividir a la mitad sin problemas: 3/4 taza de leche, 1 huevo, 50 gr de manteca, 1 taza de harina, 1 y 1/2 cdta de polvo de hornear y 1/4 cdta de sal. Es lo que hago habitualmente en casa, de otro modo tendríamos waffles para toda la semana!

2 comentarios:

  1. Ayer hice tus galles de capuccino y quede como una reina. Me encanta tu blog :)
    Besos!

    ResponderEliminar